HACER EJERCICIO EN LA PLAYA

 

La playa es un lugar muy visitado por todos sobre todo en los meses de verano. En ella, podemos relajarnos y tumbarnos a tomar el sol un rato o a leer un buen libro pero también podemos ir para jugar con nuestros pequeños o incluso hacer ejercicio en ella.

Correr en la playa, es bueno en primera instancia ya que te permite cambiar tu rutina de entrenamiento corriendo en un ambiente diferente al que utilizas durante el resto del año. Sobre todo en las zonas donde el invierno es muy duro, muchos de los runners no pueden correr al aire libre y utilizan las cintas de correr de los gimnasios para entrenar.

La playa te aporta una sensación de libertad y frescura que no te aportan las cintas de los gimnasios o incluso las calles de la ciudad, pero es muy importante si sales a correr por la playa, el hecho de correr con un buen calzado y siempre por la orilla del mar. Esto es porque siempre debes intentar correr sobre la arena dura de la orilla y evitar la arena blanda para evitar lesiones.

BENEFICIOS DE CORRER EN LA ARENA

Si corres en la arena fortaleces tus tobillos y consigues trabajar tus piernas con mayor intensidad que si corres en el asfalto, además de conseguir aumentar la sensación de relax.

Otro factor positivo que tiene correr en la playa, sobre todo es que si eres de los que quiere perder peso, es que si corres en la arena consigues quemar mayor cantidad de calorías que en el asfalto. Esto es debido, a que en la arena y en el ambiente de la playa siempre hay presencia del yodo el cual estimula el tiroides ayudando a aumentar este aumento del consumo extra de calorías.

La arena para terminar diremos que también es buena para mejorar el aspecto de tu piel ya que es un exfoliante natural y con el roce de la arena tu piel incluso puede quedar más suave.

Pero no todo es positivo, ya que correr por la arena también tienes algunos riesgos y no lo recomendamos si tienes problemas en las articulaciones o en los tendones o si has sufrido alguna lesión en los últimos meses.

Otro factor en contra, es que si las temperaturas y la humedad del ambiente son muy elevadas tampoco es aconsejable por la posible deshidratación y porque puedes quemarte la piel si previamente no has utilizado un protector solar. Por ello, lo ideal es salir a correr a primera hora de la mañana yan que además hay poca gente y no tendrás que ir rodeando obstáculos.

Finalmente te recomendamos si corres por la playa, hacerlo a velocidades menores a las que estás habituado cuando corres en el asfalto y siempre utilizar un buen pulsómetro o pulsera de actividad para controlar en todo momento sobre tus pulsaciones y evitar sustos innecesarios.