Cuando el problema es el ordenador del coche

El ordenador de un coche es lo que para los seres humanos y otros animales, es el cerebro. Cualquier coche puede tener averías en esta pieza, pero al tratarse de un Audi puede convertirse en un verdadero quebradero de cabeza. Sin embargo, si tiene a mano buenos desguaces audi no debería ser algo complejo de superar. Tenga en cuenta que al hablar de averías en el ordenador se trata de diversos elementos, como:

Unidad de control de motor (ECU): es como se designa a los elementos electrónicos que regulan la combustión interna del motor del coche. Posee un micro ordenador central que se encarga de leer los sensores, mide el movimiento de las válvulas, la mezcla para la combustión y el proceso de ignición.

Módulo de control electrónico (ECM): es un término que se utiliza de forma genérica para cualquier componente que tenga un sensor y una unidad de análisis. No obstante, suele ser más para la unidad que procesa frenos, suspensión, transmisión y motor.

Módulo de control de sistema de propulsión (PCM): es una unidad de control cuya función se centra en mostrar los códigos de error que revelan un problema del coche.

Fallas comunes del ordenador Audi en modelos populares

Audi A6: con frecuencia las averías del ordenador de este modelo tienen que ver con la transmisión. Suele ser por un corto eléctrico que lo hace bloquearse como medida de seguridad. Tendrían que revisar si no han sufrido daños serios los sistemas eléctricos que van conectados al ordenador junto con los sensores y regresarlo a su configuración inicial.

Audi A8: un problema que suele producirse por defecto de fábrica en este modelo, es que por el borde del parabrisas logran colarse gotas de agua que se escurren hacia dentro del capó. Cuando es abundante y llega hasta el ordenador, podría perderse el control del vehículo; o si llega a la unidad de control de la dirección, es muy probable que el volante se ponga rígido y ello dificultaría la conducción.

Audi TT: la falla más recurrente es que no enciendan las luces del tablero, lo que puede pasar por diversos motivos, como: que sea defecto de fábrica, secuelas de impactos a causa de algún accidente y/o percances eléctricos como descargas frecuentes de la batería.

Los problemas relacionados con el ordenador podrían ser muy serios para cualquier tipo de vehículo, por ello es importante hacerse cargo las irregularidades que surjan tan pronto como se pueda para evitar fallas mayores. Para las reparaciones puede acudir a despiecesde, así las posibilidades de éxito para localizar las piezas requeridas aumentan exponencialmente, ya que se trata de una central de desguaces que trabaja con las mejores empresas de España.