Viajar y conocer rodando

Aunque se esté saliendo de unas largas vacaciones, la emoción que se vivió durante la temporada hace que instintivamente se comiencen a planear, o al menos dar ideas, de qué hacer para las siguientes. Lo más común es salir de viaje, sobre todo en coche particular, y es que para muchos éste es un plan infalible, bien sea para visitar a la familia o para explorar lugares nuevos.

Una grata manera de vivir la experiencia del estilo de vida de una localidad y conocer su gente, es llegar al destino en época de celebraciones tradicionales. Ello constituye una muestra de quienes son y de donde vienen; así se conoce verdaderamente el corazón de cualquier pueblo o ciudad.

Una maravillosa manera de abrir un nuevo año es viajando para acercarnos y conocernos más. Para darles una idea del posible destino de su próxima aventura a continuación se presentan algunas sugerencias:

Fiesta del Botillo: quienes gusten de comer, esto es lo suyo. En Bembibre, León, se celebra el Festival Nacional de Exaltación del Botillo el 23 de febrero; al cual acude gran cantidad de personas, inclusive políticos y famosos de las artes, entre otras. El evento principal es comer el delicioso botillo, que es elaborado con piezas troceadas de cerdo y algunos contornos.

Las Fallas: en la ciudad de Valencia se comienza a oler la pólvora a mediados de marzo con esta celebración que dura una semana, y las calles se abarrotan de enormes, preciosas y satíricas figuras, que son construidas a lo largo del año. Todos los días se celebran las “mascletás” un espectáculo de petardos, y en las noches es “la cremá” donde todas estas figuras son encendidas en fuego hasta no quedar nada de ellas.

Candelas de Almendralejo: la noche del 1ero de febrero, desde el siglo XVII, aproximadamente, se encienden hogueras hechas de muebles, madera, trastes viejos, y en la cima de ellas van los “pantarujos” unos muñecos que simbolizan lo malo que se quiere desechar o superar. La gente se reúne alrededor de ellos con grupos de danza, música y degustación de diferentes platillos.

Si su coche llegó al año nuevo pero ya no puede hacerlo al lugar de destino que haya elegido, venderlo es una alternativa beneficiosa, para ello consulte en línea desguaces que compren coches. Estos generalmente ofrecen tasación gratuita, y si bien no le alcanzará para comprar un vehículo con lo obtenido, podría ser la inicial para sacarlo y comenzar con ruedas nuevas.